DESTINOS
* malaika, del suahili: Ángel
EXPEDICIÓN NATURALISTA ISLAS GALAPAGOS, tras la huella de Charles R. Darwin - DEL 26 DE DICIEMBRE 2020 AL 5 DE ENERO 2021 - Guiado por JORDI SERRALLONGA, naturalista, arqueólogo y explorador

Duración: 11 días
Tamaño del grupo: 15 expedicionarios
Del 26 de Diciembre 2020 al 5 de Enero 2021


Precio por persona, en habitación doble: 6100.00€
Tasas (a reconfirmar en el momento de la emisisón):150,00€ 
Supl. habitación individual: 1500,00€

** Consultar salidas y suplementos desde otros aeropuertos
 

"Antaño, cuando el viajero deseaba desplazarse hasta un país exótico sólo tenía dos opciones. La primera: embarcarse en una arriesgada aventura personal, tal como acometieron naturalistas viajeros de la talla de Darwin o Humboldt en el siglo XIX. Y la segunda: recurrir a los servicios de un guía capaz de organizar una expedición absolutamente a medida de las necesidades del expedicionario (placer, exploraciones científicas, una película, etc.). Es la figura del guía que, por ejemplo, todos recordamos personificada en el fictício Allan Quatermain de Las Minas del Rey Salomón. Pero, con el inexorable paso del tiempo, la época dorada del guía de expediciones –capaz de sumergir al viajero en todos los secretos acumulados durante años de experiencia en varios países y continentes– dejó paso a las modernas fórmulas del turismo.  

Hoy, Jordi Serrallonga, ha recuperado la romántica figura del guía de expediciones ¿Por qué? Pues porque todavía hay gente que busca esa forma diferente de viajar. Para nosotros no existe el mero cliente sino el auténtico expedicionario. Será todo un placer guiarle y asesorarle en su aventura por los confines más vírgenes y bellos del planeta." 

Jordi Serrallonga
Arqueólogo y Naturalista 
Guía de Expediciones

 

 

Vuelos con la compañía IBERIA

BARCELONA MADRID       26 DICIEMBRE      IB905       0905 / 1030     
MADRID QUITO                  26 DICIEMBRE       IB6453     1155 / 1705    
QUITO MADRID                   04 ENERO             IB6454     1845 / 1115+1       
MADRID BARCELONA       04 AGOSTO           IB1310      1310 /1430 

 

 

DIA 01 – 26 DICIEMBRE         BARCELONA – MADRID - QUITO
Bajo el volcán : una ciudad en las faldas del Pichincha
Cena
A la hora prevista encuentro con nuestro guía en la Terminal 1 del aeropuerto de Barcelona para tomar el vuelo destino Quito con escala en Madrid.
A la llegada , traslado al hotel donde descansaremos hasta la hora de cenar.
Tras unas horas de vuelo sobre el Océano Atlántico aterrizaremos en la capital del Ecuador: Quito. Una gran y bella ciudad a los pies del volcán Pichincha. Desde aquí, antes de la instauración del tráfico aéreo, partió Alexander von Humboldt para su viaje. Y aquí es donde buscaremos descanso antes de iniciar nuestra gran aventura tras los pasos de Darwin y también servirá para aclimatarnos a la altura.
Alojamiento. 

 

DIA 02. – 27 DICIEMBRE        QUITO – ISLA DE SANT CRISTÓBAL (Islas Galápagos)
Tras los pasos de Charles Robert Darwin y la teoría de la evolución
Desayuno - almuerzo
Con la llegada del nuevo día nos desplazarnos hasta el aeropuerto internacional de Guayaquil. Destino: Islas Galápagos.
En Septiembre de 1835 Charles Robert Darwin, durante su viaje de circunnavegación a bordo del Beagle, desembarcó en la Isla de Chatham, el nombre que utilizan los ingleses para denominar a la isla que los ecuatorianos llaman San Cristóbal. La misma isla donde nosotros –más de 150 años después– también desembarcaremos.
Tras un ligero almuerzo en el pequeño hotel donde habremos ubicado nuestras pertenencias, iniciaremos una excursión hasta la Lobería , así tendremos de una primera e impactante percepción naturalista de la zona.
En San Cristóbal destacan aves como el sinsonte de las Galápagos; un pequeño pájaro capaz de imitar el canto de muchas otras especies y que cuenta con un subespecie que  sólo se encuentra en esta isla.
Además, es frecuente toparse con otros tipos de aves: las famosas fragatas. Pero no hay que impacientarse. En las Islas Galápagos, al igual que experimentó Charles Robert Darwin, vamos a descubrir una gran variedad de especies vivas... y este sólo es nuestro primer día en el Archipiélago.
En la Lobería – un tipo de guardería de mamíferos marinos- tomamos contacto con las colonias de Otarios: los leones marinos ( lobos, como les llaman ) , así como el primer contacto con nuestro equipo de snorkel ( para aquellos que deseen realizar esta actividad)
Alojamiento. 

 

DIA 03.- 28 DICIEMBRE          ISLA DE SAN CRISTÓBAL (Islas Galápagos)
Un planeta vivo: el nacimiento de las islas Galápagos.
Desayuno – almuerzo picnic
Darwin no sólo se fijó en la gran biodiversidad presente en las Islas Galápagos sino que también pudo estudiar cómo se había formado este archipiélago a partir de la actividad volcánica del pasado (aún presente tal como delatan los volcanes activos en otras islas).
En el siglo XIX se pensaba que la Tierra sólo tenía 6000 años de antigüedad pero gracias al trabajo de geólogos como Charles Lyell (Darwin había leído su obra –Los Principios de Geología– a bordo del Beagle) era evidente que el planeta tenía muchos más miles de años, incluso millones.
Darwin, por fin,  contaba con el mejor escenario dónde situar  a los actores que configurarían su futura teoría de la Evolución. Y nosotros seremos testigos de ello.
En el archipiélago de origen volcánico de todas las islas; una geología que se ha traducido en bellos paisajes. Nadie se quedará indiferente ante los extraordinarios parajes –propios de una película de Ciencia Ficción– de las Islas Galápagos. Es por esto que , después del desayuno ,realizaremos una excursión marítima que nos permita observar la geología y faunas locales.
Continuaremos la navegación hasta un islote que impresionó a Darwin y que no nos dejará indiferentes: el León Dormido. Almuerzo pic nic a bordo y una vez finalizada la navegación traslado al hotel.
Entonces, Jordi Serrallonga, propondrá una salida a pie para aquellos que quieran continuar con la búsqueda naturalista. Nos acompañará entre lavas , sargantanas y cactus opuntia y fragatas , hasta el Cerro Tijeretas, y la Playa Punta Carola.
Allí nos descubrirá una sorpresa relacionada con Darwin.
Alojamiento. 

 

DIA 04.- 29 DICIEMBRE         ISLA DE SAN CRISTÓBAL - ISLA DE FLOREANA – ISLA DE ISABELA (Islas Galápagos)
Todos a bordo : Tras la ruta del Beagle rumbo a Floreana e Isabela 
Desayuno - almuerzo
Hoy nos embarcaremos hacia la Isla Isabela, pero antes de visitarla, haremos una escala en nuestro periplo: otra de las islas importantes donde desembarcó Charles R. Darwin, a lo largo de su expedición naturalista: Floreana.
La isla de Floreana es una de las cinco islas habitadas por el ser humano en el archipiélago de las Galápagos: Santa Cruz, San Cristóbal, Isabela, Floreana y Baltra. Si exceptuamos Baltra y la pequeña dotación que se hace cargo del aeropuerto local, Floreana es la isla con menos habitantes (aunque es Isabela la que ostenta menor densidad de población al ser la isla de mayor superficie).
Floreana siempre sorprende al visitante, pues junto a Isabela, es de las zonas más vírgenes y desconocidas de las Islas encantadas de Melville. Además, para los aficionados a las aventuras de Sherlock Holmes, Hércules Poirot o Miss Marple, este recóndito paraíso encierra no sólo el misterio de los misterios de la Historia Natural, sino también una serie de desapariciones y presuntos crímenes pasionales que se produjeron dentro del  pequeño núcleo de colonos europeos que se afincó en Floreana. Entre historias y leyendas, aprovecharemos nuestro desembarco para pasear por algunos de los lugares más paradigmáticos de la isla antes de embarcar, de nuevo, y dirigirnos rumbo a la maravillosa Isabela.
La travesía marítima hasta Puerto Villamil (Isabela) es la mejor oportunidad para observar la particular geología de otros pequeños islotes como, por ejemplo, la Isla Tortuga y Cuatro Hermanos. Constataremos una vez más como la actividad volcánica ha sido la responsable de la formación de este archipiélago: el paraíso del geólogo, el naturalista y cualquier expedicionario fascinado por conocer unos de los parajes más vírgenes del planeta. Una joya de la biodiversidad considerada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Por otro lado, durante la travesía siguiendo el rumbo del Beagle, no es raro toparse con delfines, tortugas marinas, mantas, rayas y, dependiendo de la época, ballenas. Estaremos atentos.
Y, por fin, la silueta de Isabela en el horizonte. Darwin quedó absolutamente prendado de esta isla; la más grande de todo el archipiélago. El expedicionario seguro que sucumbirá a un embrujo parecido, no porque las Galápagos también sean conocidas como las Islas Encantadas sino porque la belleza y virginidad del lugar nos permite retroceder al siglo XIX y experimentar las sensaciones de un joven Darwin el año  1835. En efecto, aún considerado su titánico tamaño, ostenta –de entre todas las islas pobladas de Galápagos– la menor densidad demográfica, lo cual repercute en un escenario semejante al que conocieron los primeros exploradores científicos de las Galápagos.
Alojamiento 

 

DIA 05.- 30 DICIEMBRE                     ISLA DE ISABELA (Islas Galápagos)
Darwin e Isabela ..el embrujo de las islas encantadas
Desayuno
Por la mañana embarcaremos en una lancha para dirigir-nos a Las Tintoreras y a la Lobería.
No nos extrañaremos si otras lanchas y embarcaciones del muelle están habitadas por
“marineros fantasma “ o “ piratas del Caribe cuadrúpedes “: son los lobos, o leones marinos que asaltan sin permiso los barcos fondeados para así poder dormir sobre las cubiertas a pleno capricho de sus necesidades ..sombra o sol.
De camino a las Tintoreras estaremos atentos para intentar localizar a algún grupo de pingüinos (la especie endémica y exclusiva de Galápagos gracias a las corrientes frías que llegan a esta isla situada en el extremo occidental del Archipiélago); es gratificante observar su curiosa anatomía mientras escalan las rocas tras una zambullida en busca de alimento. Son los pingüinos más septentrionales (mejor dicho, “ecuatoriales”) del mundo.
Y, ¿por qué las Tintoreras? Pues porque, una vez en tierra firme, además de tener la oportunidad de ver otarios descansando en la playa de la Lobería, es muy posible que podamos apreciar a unos bellos escualos –enormes tintoreras de aleta blanca– que duermen en el fondo de un pequeño y estrecho canal. La escasísima profundidad los hace absolutamente visibles y en más de una ocasión hemos podido observar cómo los jóvenes y juguetones leones marinos nadan entre los escualos y los despiertan golpeándoles suavemente con sus hocicos hasta que el tiburón afectado se desplaza a otra posición mejor. Todo ello en un paisaje volcánico espectacular... una superficie terrestre que parece un enorme pastel de chocolate crujiente que sería imposible atravesar aun contando con buenas botas.
Una superficie, además, plagada de iguanas que quizás no distingamos –gracias a su extraordinario mimetismo– hasta que se encuentren a escasos centímetros de nuestra presencia.
Para acabar la jornada, una placentera actividad de snorkel para los que quieran intentar localizar tiburones de aleta blanca, pero también lobos, tortugas marinas, mantas raya, peces de diferentes especies, pingüinos... todo dependerá del día, la estación, la temperatura. Para los que se queden a bordo de las pangas (las típicas pequeñas embarcaciones de pescador de Galápagos) el espectáculo también será impresionante. El guía se ocupará de ello.
Otro espectáculo simplemente lo encontraremos en nuestro alojamiento: Casa Marita. Una casa situada enfrente del mar, en medio de una gigantesca playa en forma de media Luna que regenta una extraordinaria pareja: Marita y Ermagno.
Sin duda, el alojamiento preferido del guía por su ubicación pero también por su trato y confortabilidad.
Por la tarde realizaremos  un agradable paseo, a través de las salinas, hasta el centro de crianza de tortugas de la isla de Isabela. Por el camino, atravesando diferentes tipos de vegetación, será fácil toparnos con iguanas marinas, lagartijas de las lavas, patillos, teros, pinzones e, incluso, flamencos.
Pero en el seno de la Historia Natural también figura el ser humano; los inicios de la colonización de la isla Isabela fueron tan difíciles como diversos y trágicos. Una de las funciones de la isla fue, precisamente, la de presidio.
Alojamiento. 

 

DIA 06.- 31 DICIEMBRE                     ISLA DE ISABELA (Islas  Galápagos)
Las lavas del volcán sierra negra ... la génesis de Galápagos al descubierto.
Desayuno – almuerzo pic-nic – Cena de Fin de Año
A lo largo de nuestra expedición siempre visitaremos lugares que, aun no siendo habituales en lo que sería una expedición de crucero por Galápagos, son parajes únicos que el expedicionario jamás podrá olvidar. Para nosotros es una prioridad que el expedicionario tenga la oportunidad de conocer a fondo el destino. A primera hora de la mañana organizaremos una ascensión a pie (un trekking por un sendero de pendiente accesible) hasta la caldera del volcán activo Sierra Negra.
Es una caldera de 10 kilómetros de diámetro repleto de lava solidificada y donde se levantan constantes fumarolas de gases.
De forma pausada, una vez en la zona alta, bordearemos la cresta de la gran caldera para, a continuación, seguir hasta el volcán Chico atravesando un paisaje volcánico de extraordinaria belleza: coladas de lava, cráteres, fumarolas, túneles naturales, etc. Un tipo de paisaje que sedujo a Charles R. Darwin; de hecho, el naturalista del Beagle, en sus primeras investigaciones y publicaciones, se centró mucho más en la geología que en la biología.
Disfrutaremos de nuestro picnic cerca del volcán Sierra Negra y, por la tarde, descenderemos para encaminarnos, de nuevo, a Puerto Villamil.
La noche nos espera por fin de año con la gente de Galápagos ,participaremos de sus fiestas y costumbres en una velada inolvidable.
Alojamiento. 

 

DIA 07.- 1 ENERO       ISLA DE ISABELA – ISLA DE SANTA CRUZ (Islas Galápagos)
Visitando un “mundo perdido “. El paraíso de las iguanas marinas.
Desayuno
Con motivo de nuestra siguiente jornada en las Galápagos, nos dirigiremos a un lugar donde el guía nos explicará aquellos elementos clave que pudo observar Darwin en el archipiélago, aquellos elementos que, años más tarde, tras la circunnavegación del HMS Beagle, lo impulsaron a esbozar los fundamentos de la teoría de la Evolución mediante la Selección Natural. El destino será la Isla de Santa Cruz. Así a bordo de nuestra lancha privada , navegaremos desde la Isla Isabela hasta Puerto Ayora.
Seguro que todos recordamos la novela de Arthur Conan Doyle: El Mundo Perdido.
En este viaje ofreceremos a nuestros expedicionarios y expedicionarias la posibilidad de visitar un Mundo perdido muy particular: la Bahía Tortuga.
Empezaremos el día con un tranquilo paseo entre los bosques de opuntias y cactus gigantes que nos conducirá hasta una enorme playa de arenas blancas. En esta playa, junto a los manglares y las rocas volcánicas negras, deambulan unos animales que nos retrotraen a paisajes míticos antediluvianos: las iguanas marinas. Toman el sol sobre la arena y reposan camufladas en los bloques de lava mientras expulsan la sal por su fosas nasales después de salir del mar.
Siguiendo el camino entre los cactus y las opuntia gigantes, y las iguanas que vamos  esquivando para no molestarlas cuando duermen en nuestro sendero, llegaremos a una pequeña cala donde anidan los piqueros de patas azules. En esta playa podremos disfrutar de un baño para aquellos que así lo deseen, o de la fauna y vegetación circundante.
Por la tarde visitaremos la Estación científica Charles Darwin. Un centro de investigación y  conservación el cual entre otras especies animales, se conservan especies de tortugas gigantes procedentes de distintas islas.. Aquí podremos contemplar a muy poca distancia, como los caparazones de estas tortugas presentan formas muy distintas entre una isla y otra. El hecho de estar al lado de estas tortugas gigantes , y ver como se desplazan pausadamente su longevidad  (pueden vivir más allá de los 180 años), es una de les sensaciones inexorables de nuestra expedición en las Galápagos. Pero, mientras caminamos por los senderos que circundan y cruzan la Estación Charles Darwin, pronto nos veremos envueltos por diversas especies de pinzones, unos pinzones que, a nivel genérico ya habremos visto en las islas de  San Cristóbal,  Isabela y  Floreana. La variación en la forma y el tamaño de sus picos es el mayor reflejo de cómo, delante de condiciones ecológicas diferentes y a partir de un único pinzón ancestral, diversas poblaciones de pinzones aislados  desarrollaron mediante los mecanismos de la selección natural y sexual, adaptaciones específicas: picos fuertes y gruesos para romper frutos duros, y también para capturar las larvas del interior de estrechos orificios, etc. Lo mismo podríamos decir de las especies  de tortugas gigantes: los “ galápagos”  (de aquí el nombre del  archipiélago.)
Alojamiento. 

 

DIA 08.- 2 ENERO       ISLA DE SANTA CRUZ (Islas Galápagos)
Pinzones y tortugas gigantes: las claves de la selección natural.
Desayuno – almuerzo  
El día anterior habremos hablado de tortugas gigantes en la estación Charles R. Darwin. Hoy nos dirigiremos a la zona alta de la isla para intentar observar, en su estado salvaje , la especie de tortuga gigante de Santa Cruz. Conocer esta zona de la isla también nos permite entrar en uno de los muchos túneles de origen volcánico que se encuentran en el subsuelo de la isla. Un almuerzo ligero, en una hacienda local de la zona alta, será la mejor manera de recuperar las fuerzas.
La tarde la tendremos libre para pasear por la isla. El guía en función de las preferencias del expedicionario , recomienda una escapada en taxi terrestre-hasta la playa del Garrapatero, y un taxi acuático nos puede llevar a la playa de los Alemanes y Las Grietas; o podemos hacer un itinerario a pie por la población de pescadores de Puerto Ayora.   Por la tarde, llegan las barcas de los pescadores (pangas) a la lonja y es interesante ver como los pelícanos café, las fragatas y algún que otro Lobo marino compiten por los despojos de los peces que abren los pescadores i pescadoras.
Alojamiento. 

 

DIA 09.- 3 ENERO       ISLA DE  SANTA CRUZ (Islas  Galápagos) - QUITO
De los volcanes insulares a los volcanes del continente
Desayuno
Tras varias jornadas en la Islas Galápagos podemos asegurar que a ninguno de nuestros expedicionarios se le habrá escapado la gran importancia de este archipiélago no sólo para explicar las teorías de un ilustre científico del siglo XIX que cambiaría el mundo, Charles Robert Darwin, sino también para seguir explicando los nuevos trabajos sobre evolución y biodiversidad de la vida. Por ejemplo, los pinzones de Darwin -esos pequeños pájaros que nos rodearán y escoltarán en muchos momentos- siguen evolucionando: la vida continua, la evolución continua. En las zonas volcánicas de Isabela (como, por ejemplo, el volcán Chico del día anterior), entre los bloques de lava, y las emanaciones sulfurosas, empiezan a crecer los primeros helechos: la vida se abre camino.
Desde Puerto Ayora ( Santa Cruz ) nos dirigiremos a la Isla de Baltra, recorriendo la parte alta de la Isla de Santa Cruz (lo cual nos permitirá una breve parada en Los Gemelos para atravesar los bosques lluviosos llenos de líquenes colgantes y helechos), hasta llegar al canal que separa Santa Cruz de Baltra. Un ferry, y un bus al otro lado del canal, nos conducirán hasta el vuelo que nos llevará de nuevo a las tierras altas de Quito.
A nuestra llegada a Quito, capital de Ecuador, seremos trasladados a un hotel del núcleo urbano de esta histórica ciudad situada a 2850 metros sobre el nivel del mar.
Quito se levanta en las faldas orientales del volcán activo Pichincha (en la Cordillera occidental de los Andes septentrionales del Ecuador); sólo uno de los muchos volcanes que protagonizan otras expediciones de Jordi Serrallonga en Ecuador, y que fueron objeto de estudio por parte de Alexander Von Humboldt cuando llegó a  Quito en el año 1801.
Alojamiento.

 

DIA 10.- 4 ENERO                   QUITO – MADRID
Las maravillas arquitectónicas de Quito
Desayuno
Después del desayuno en Quito haremos una ruta de medio día por el casco antiguo de la ciudad. Desde la calle de La Ronda, pasando por la Compañía de Jesús, la Plaza de San Francisco, la Merced, y por la Catedral hasta llegar al monumento de La Independencia, tendremos la oportunidad de visitar en profundidad uno de los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO. La ciudad que enamora al todo viajero y viajera.
Por la tarde, a la hora indicada recogida por nuestro transporte privado que nos llevara hasta el aeropuerto internacional para tomar el vuelo con destino Barcelona.
Noche a bordo. 

 

DIA 11.- 5 ENERO       MADRID – BARCELONA
Fin de la expedición naturalista a las islas Galápagos.